20 de febrero de 2009

Después de la bronca...

Curiosa la imagen que hoy hemos podido ver en Leganés después de lo de ayer y la bronca en la Asamblea con nuestro municipio de fondo.

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de Leganés, Rafael Gómez Montoya, juntos y sonriendo en la inauguración del Centro Participación e Integración de Inmigrantes (CEPI) Hispano-Americano (calle Esteban Terradas, 15). Un dato, en Leganés están censados cerca de 25.500 inmigrantes y casi la mitad son hispanoamericanos. Quedénse con este dato casi 1 de cada 7 vecinos son extranjeros. Es una de las cosas que más me gustan de mi pueblo.

En fin, que ya ven como son los políticos. Un día se tiran a dar y siguiente se dan besitos. A mí me gusta más lo último.

Edito 19:30 horas. Dice un anónimo en los comentarios que estaba esta mañana en el acto, el ex alcalde, José Luis Pérez Ráez y es verdad (sentado, detrás de las chicas). Aquí tienen una foto peculiar, donde aparece el anterior al actual y el que muchos dicen que va a ser el posterior al actual. No se pierdan al sr. Gómez, don Jesús, al fondo, de pie, casi de espaldas.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Si claro, que se den besitos, así siguen viviendo a costa de todos nosotros como verdaderos ricos. De vez en cuando nos ofrecen una bronca pero lo que les une es la " pasta ". Los pilares básicos de la sociedad estan corrompidos por una banda que nos tiene adormecidos. Es el momento de levantarse y con argumentos crear un orden nuevo.
Un solo grito dedicado a todos los politicos : IROS A LA MIERDA.

neptuno28 dijo...

Estimado anónimo, por favor, canalicemos nuestras inquietudes, nuestros enfados, de otra forma o de otra manera.

La generalización provoca injusticias. Les pido mucha crítica, pero sobre todo, argumentos y palabras más dulces.

Un saludo DESDE y POR la izquierda

Antónimo dijo...

Quien ha acudido al acto es Pérez Ráez. Ha pasado desapercibido, no le ha mencionado el Alcalde quien se ha desentendido totalmente del caso Ráez cuando le han preguntado. Frialdad total. Ráez ha estado flanqueado por Oliva, en un banco que más parecía el de los acusados que el de las glorias y el compañero Alarico se ha indignado muchísimo cuando la presidenta ha dicho que no está a favor de las redadas de emigrantes. Al parecer el concejal de toros y fiestuquis se ha sentido aludido por las "redadas". Por cierto, también estaba acompañando a los acusados, aunque de momento no lo está.

Sintomático: Ráez tampoco ha aplaudido a su sucesor en la alcaldía. Me recordaba el poema "La princesa está triste/ ¿qué tendrá la princesa?"

Anónimo dijo...

Magnífico Rubén Darío

Anónimo dijo...

Al refinado primer anónimo le aconsejo tres cucharadas de democracia. Por si no lo sabe, las jornadas electorales no son ferias gastronómicas ni festivales a la mayor gloria de alguien usualmente cadáver.

Hay que entender que la democracia se mantiene por el ejercicio de responsabilidad que supone depositar la papeleta en la urna.

Responsabilidad. Bonita palabra que implica a quienes depositan sus papeletas. A ver si de una vez en vez de quejarnos hacemos lo que nos toca hacer.

Anónimo dijo...

Orden Nuevo. Curioso, esa era una agrupación de la derecha ultramontana de los años 70. Los extremos se tocan ¿O es que son la misma cosa?

Anónimo dijo...

pues sí, estos antipolítícos, ya sabemos donde van.........al fascio rojo o mejor azulón.

Anónimo dijo...

Neptuno, Labordeta también mandó al mismo sitio a la panda de granujas que se estaban riendo mientras él tenía la palabra en el Congreso.
Es cierto que hay políticos honestos, pero seguramente no se dan por aludidos cuando los ciudadanos juzgan la situación política mayoritaria y no se hacen las oportunas salvedades, porque comprenden la indignación de la gente. Las generalizaciones son inevitables cuando en una frase se da una visión de conjunto, pero me parece mucho más grave ante la corrupción política tan extendida que padecemos pedir el silencio ante los casos de corrupción para no ser injustos con los escasos casos que se salvan. Los políticos honestos, como cualquier otro profesional, que sabe que está haciendo lo que debe, no se da por ofendido cuando se señala a los sinvergüenzas de la misma profesión con una frase que por extensión podría comprender a toda la clase política o profesional. Creo que esas generalizaciones se admiten si sirven para hacer limpieza.

Anónimo dijo...

"Todas las generalizaciones son falsas, incluso esta"

Creo que cuando se critica debe acompañarse la crítica de un nombre y un apellido, a lo sumo de un equipo. Lo contrario es simplificar y falsear la realidad.

Debemos acostumbrarnos a no considerar graciosos a los sevillanos, paletos a los leperos, agarrados a los catalanes o chulos a los madrileños. Los tópicos son propios de mentes cortas y poco esforzadas.

Anónimo dijo...

Haced caso a Neptuno y hablad con dulzura, por favor, que nuestros corruptos políticos se estresan y se pueden equivocar al hacer los contratos a los amiguetes y no pillan lo suficiente para todos. Ya sabéis que cuando no hay bastante para todos, hay broncas.

Anónimo dijo...

La generalización es una cosa; los tópicos son otra muy distinta. Cuando para analizar un hecho uno habla de grupos, necesariamente hay que generalizar, con todas las excepciones que pueda haber, pues el propio reconocimiento del grupo supone una generalización.
No todas las generalizaciones son aceptables, pero también se les ve venir a estos que sin que nadie se lo pida salen a defender a los supuestos agraviados por la generalización, pidiendo que no se hable de la corrupción política, y en el caso de Leganés que no se hable de la existencia de corrupción en la izquierda, por si acaso hay alguno que no es corrupto.
Para que a los políticos honestos no se les mida por el mismo rasero, lo primero que deberían hacer es desenmascarar a los corruptos, y abandonar la complicidad del silencio, actitud pasiva culpable de los niveles de corrupción existentes. Hay distintos grados de participación en la corrupción, pero cuando como ahora se ha convertido en un plaga, en mayor o menor grado todos los políticos son responsables.

Anónimo dijo...

Supongo que igual que responsables que todos los votantes que no se conmueven, que no se retuercen y no protestan, que se tragan a sus corruptos, los defienden y niegan sus culpas.

Vamos a ser serios: nada afecta a la totalidad de los políticos, puesto que no todos han venido del mismo planeta en la misma nave espacial. Todos han venido del mismo sitio de los votantes y padecerán en mayor o menos medida las mismas enfermedades que ellos.

No busquen responsables de todo en los demás. Que mire cada uno en su casa si tiene o no papel, bolígrafos, clips o papel celo de la oficina. Eso son hurtos que pasan desapercibidos y son "comprendidos" por todo el mundo. Nos tragamos los pequeños robos como si fueran d otra naturaleza cuando sólo dependen de lo que tenemos a nuestro alcance. Si alguien justifica que roba folios en su trabajo estamos en el primer paso para "aceptar" que sea corrupto cuando su nivel de influencia sea mayor. Lo mismo digo del que defrauda a Hacienda 300 euros o del que cobra peonadas sin deber hacerlo. No hay mal pequeño, no hay inmoralidad pequeña. Simplemente las dimensiones varían con nuestra influencia.

Por favor: crezcamos. Debemos decir "NO" al comprotamiento indigno e inmoral para poder hacer una sociedad más digna y exigir a los políticos la moralidad que muchos no practican a su nivel.


No seamos un país de pillos, de defraudadores a todas las escalas, de aprovechados de todos los tamaños, de ladrones de las cosas que nos dan para trabajar. Si la sociedad está enferma de indignidad la política y los poderosos serán un reflejo aumentado de exactamente lo mismo. No vienen los políticos de otro planeta, como decía antes.

No echemos siempre la culpa a otro. Hay culpas ajenas, quizá muy grandes, y culpas propias que debemos trabajar en conciencia para eliminarlas.

Cuando vemos con indiferencia que alguien está dañando una farola, una papelera o la luna de un banco con una llave, estamos viendo a una larva de un futuro político sin escrúpulos que no dudará en apoderarse de una comisión, destrozar un parque o aprovecharse de una subvención. El mal es mal y en cualquier estadio hay que yugularlo.

Anónimo dijo...

El anónimo que aconseja tomar tres cucharadas de democracia, debiera distinguir la diferencia entre deMOCRACIA y deMAGOGIA, no te subestimo, es más, te respeto.

"Si de los gobiernos quitamos la justicia, ¿en qué se convierten sino en bandas de criminales a gran escala? Y esas bandas ¿qué son sino reinos en pequeño? Son un grupo de hombres, se rigen por un jefe, se comprometen en pacto mutuo, reparten el botín según la ley por ellos aceptada. Supongamos que a esta cuadrilla se le van sumando nuevos grupos de bandidos y llega a crecer hasta ocupar posiciones, establecer cuarteles, tomar ciudades y someter pueblos. Abiertamente se autodenominan entonces reino, título que a todas luces les confiere no la ambición depuesta, sino la impunidad lograda. Con toda profundidad le respondió al célebre Alejandro un pirata caido prisionero, cuando el rey en persona le preguntó: ¿qué te parece tener el mar sometido a pillaje? Lo mismo que a tí, le respondió, el tener al mundo entero. Solamente que a mí, que trabajo en una ruin galera, me llaman bandido, y a tí, por hacerlo con toda una flota, te llaman emperador".

Anónimo dijo...

Al anónimo que se niega a admitir que la democracia española es joven e inexperta, mis condolencias.

Si sigue protegiendo a los votantes de su responsabilidad, quizá sigan siendo unas criaturas alocadas que no conectan sus decisiones con lo que pasa después, cuando gobiernan los mismos a los que han votado.

Supongo que su enfermedad, la de la bisoñez, se quita simplemente con años. Espero que mientras, nadie rompa la bicicleta.