28 de enero de 2008

Gaspa y gaspi: ¡vaya pareja!

Les presento a Gaspi. Un muñeco muy animado, muy ácido y muy crítico. ¿Les suena este personaje tan muy…?

Pues sí, es el alter ego de Gaspar Llamazares, candidato a la presidencia del Gobierno por IU. Tiene muchas semejanzas con Gaspi, pero este último es un personaje más atrevido, mordaz, irónico y menos políticamente correcto. Gaspi ha sido una de las novedades que se han presentado esta mañana al estrenarse la nueva web de Gaspar Llamazares (http://www.gasparllamazares.es/).

Dentro del espacio "Las cosas que importan", el internauta podrá disfrutar con breves historias animadas de alrededor de treinta segundos, en las que se desarrollan aspectos de las políticas propuestas por IU, siempre con Gaspi como protagonista.

La otra gran novedad de la nueva web es "El candidato responde", un sistema mediante el cual Llamazares responde a las preguntas que por escrito le plantean los internautas, algo nunca hecho en comunicación política en España.

Además IU presentó hoy su cartel de precampaña en el que aparece Llamazares bajo el lema "Llamazar-es rojo y verde".

2 comentarios:

Libertario dijo...

Lo que faltaba. Una americanada que falta a la inteligencia del votante.
La pobre IU actual no tiene mensaje que dar a la sociedad. Y disimula con este tipo de gansadas.
¡Qué lejos están los tiempos de Anguita!.
IU va a la deriva. Recibirá un justo castigo en las urnas.
Saludos.

Anónimo dijo...

Tanto como que es novedad en España que Llamazares conteste a las preguntas que le planteen los ciudadanos, y el primer político que contesta a través de internet...un poco de exageración por tu parte, Neptuno.
Iniciativas de este tipo existen desde hace tiempo; hay diputados y alcaldes con página web que contestan a las preguntas, unos más directamente que otros, y algunos contestan siempre lo mismo, venga o no a cuento de la pregunta, como el ínclito Montoya.
Lo que sí hay que reconocerle a Llamazares es sentido del Humor (del que carecía Anguita)prestándose a lo de Second Life y ahora con otro muñequito. Yo no diría que es un insulto a la inteligencia como afirma Libertario. Son formatos distintos a los tradicionales que permiten transmitir mensajes más esquemáticos, incisivos, humorísticos, que llegan al oyente, en un registro que no resultaría creíble si lo adoptase Llamazares en persona. Puede que los monigotes llamen más la atención que un busto parlante contándonos el programa electoral.
Por ese lado, hasta resulta simpático Llamazares, recurriendo a los dibujos animados por conseguir algunos votos más.